Breve Historia de la Química - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Breve Historia de la Química

Colección y Consulta

Abril de 1989

Por: Ing. Marcelo Aroeste


El mismo nombre de la Química necesita una explicación. ¿De dónde ha surgido? Por primera vez se encuentra en el sabio alejandrino Zózimo de Panópolis (Chemis) en Egipto, en el siglo III de la era cristiana.

Como “CHEMI” era el nombre antiguo de Egipto, la denominación griega “chemeia” (que había de completarse con “techne”) significa el arte ejercido por los sacerdotes en los templos egipcios, que también se llamaba “hagia techne” o “arte sagrado”.

El historiador de química Edmund O. von Lippman, deriva el nombre de la química del vocablo egipcio “Chame” o “Kame” equivalente a “negro” y que significaba la tierra negra del país del Nilo. Si de aquí hubiera derivado la palabra química, ésta vendría a significar “arte negro”, y como tal se manifestó a través de toda la Edad Media.

Nuestra cultura actual procede a las culturas de los pueblos antiguos de la región del Mar Mediterráneo. Los egipcios, babilonios, persas, griegos y romanos crearon los fundamentos sobre los cuales se ha edificado la ciencia europea. Si en nuestras consideraciones históricas comenzamos en la época en que estos pueblos antiguos se hallaban en la cúspide de su cultura, se pueden reconocer en el desenvolvimiento hasta el presente, períodos aislados que aportan su sello particular. Así a grandes rasgos, se pueden diferenciar las siguientes épocas:

I.- Época de la Prehistoria (Durante la antigüedad hasta el siglo IV D. de C.) Conocimientos e ideas de los pueblos cultos de la antigüedad en la región del Mar Mediterráneo, en especial de los griegos y los romanos.

II.- Época de la Alquimia. (Desde el siglo IV hasta el siglo XVI) Se origina en Egipto, en el círculo de cultura helenística. Pasa a los árabes conquistadores a mediados del siglo VII y es llevada a España e Italia. Al comienzo del siglo XIII, se extiende la alquimia en los países occidentales cristianos. En su acepción original, la alquimia era el arte de transformar los metales vulgares en metales preciosos (fabricación del oro); la búsqueda de la “panacea universal”, fermentos mágicos, el “gran elixir’, la “piedra de la sabiduría” (‘piedra filosofal”). En la Edad Media hallamos a los árabes en pleno conocimiento y práctica de los principios de este aite y fueron ellos quienes lo dieron a conocer en Europa. Esos principios se basaban en una cierta concepción acerca de la estructura del mundo material, o sea, la de que todas las substancias existentes pueden reducirse a una sola substancia fundamental: la “prima materia”. Lo que se planteaban entonces los alquimistas era hallar esta prima materia y a partir de ella obtener cualquier otro compuesto.

III.- Época de la Yatroquimica
(Desde comienzos del siglo XVI hasta mediados del XVII). Paracelso puso la Química al servicio de la medicina con el fin de explicar desde el punto de vista químico los procesos vitales. En vez de buscar, como los alquimistas, la panacea para curar todas las enfermedades, Paracelso quería hallar como remedios curativos combinaciones químicas, especialmente sales metálicas. Entre los continuadores de Paracelso hubo charlatanes de mercado e investigadores serios.

IV.- Época de la Química Propiamente Dicha
(Desde mediados del siglo XVII) Iniciada por el alemán Jungius y el inglés Boyle. Se reconoce como misión propia de la química la investigación de las propiedades y de las transformaciones de las substancias. La teoría del “flogisto” fundada por Becher y Stahl domina al poco tiempo toda la química. El “flogisto” era la materia ígnea que se hallaba en todas las substancias combustibles y en las substancias que se alteraban con el calor, se desprendía de los metales al calcinarlos y se escapaba con la llama en la combustión de las substancias orgánicas. El flogisto debía tener el mismo papel decisivo en la respiración, fermentación y putrefacción. El residuo de la sustancia, después de desprenderse el flogisto podía en muchos casos, por nueva aportación de flogisto, transformarse otra vez en la substancia original.

Basándose en el descubrimiento del oxígeno por Scheele y Priestley (1774) desarrolla Lavoisier la nueva teoría de la oxidación (1777- 1789), aclara los conceptos de masa y peso de las substancias químicas y funda como físico, la época de la “química cuantitativa”. De Lavoisier se habla de su famosa aseveración: “nada se crea, nada se pierde, todo se transforma”. Continúa la fundación de la estequimetría por J.B. Richter (1792), de la teoría atómica moderna, por Dalton (1803) y se descubren varias leyes fundamentales. Hay un nuevo desarrollo de la química, especialmente bajo la dirección de Berzelius. Con la obtención artificial de la urea por WÓhler (1928) da comienzo la “química orgánica sintética”. da gran importancia a los trabajos de Liebig en la investigación y la enseñanza. Se constituyen campos de investigación especializados con fomento recíproco. Hay un desarrollo de la “química física”, especialmente en Alemania, por Bunsen. Se desarrollan con creciente rapidez las distintas ramas de la investigación, con resultados en parte benéficos y en parte demoledores (radioactividad, etc.) hasta el momento actual.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal