La jubilación puede ser dañina - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La jubilación puede ser dañina

Colección y Consulta

Por: David Amato

Si usted goza de una salud razonablemente buena, la jubilación no es para usted. No importa en lo que usted trabaje, no se retire completamente. El cese de las actividades cotidianas puede dañar la salud física y mental. Al contrario, la jubilación puede ser el momento apropiado para gozar de continuas experiencias y aprendizaje.
No importa la edad, la jubilación no debe servir para descansar de toda actividad. Una mente permanentemente en descanso es fácilmente susceptible a la angustia. Cuando llega el tiempo de suspender nuestro horario y hábitos cotidianos de trabajo, puede ser la dorada oportunidad para el renacimiento emocional y espiritual en otras actividades provechosas.
No es tiempo de cerrar puertas a la oportunidad. Al contrario, esto puede ser un excitante momento para aceptar otros retos en la vida, especialmente si se llega a la edad del retiro sin pesadas deudas económicas y suficientes recursos financieros que cubran las necesidades diarias. Uno puede considerarse bendecido si el reto está estrechamente ligado a un sueño insatisfecho del pasado.

El estar en condiciones de lograr excitantes sensaciones de éxito en una actividad nueva y diferente después de la jubilación, es una verdadera bendición que da a los años otoñales un condimento que aumenta un agradable sabor a la vida.
Deben de existir por ahí cantidad de cosas que uno ha anhelado realizar y que por factores de tiempo, responsabilidades familiares y obligaciones sociales nos han desalentado a ni siquiera pensar en ellas en el pasado. Puede haber todavía suficiente tiempo para realizarlas antes de que se apague la luz de la vida.
Muchos llegan a determinada edad de jubilación preocupados de no estar en buenas condiciones físicas. No reconocen que es raro ver a un individuo alcanzar esta edad de su vida en perfecta salud. El tiempo y la faena cobran su precio. Pero si se llega con razonablemente buena salud mental y suficientes recursos para satisfacer las mínimas necesidades diarias, además de un seguro de salud vigente, la mente debe estar ocupada con pensamientos positivos que ayuden a acumular satisfacciones.
Aun cuando el ejercicio físico es esencial para la buena salud, lo que importa en esta etapa de la vida es una mente capaz de pensar y de apreciar todo lo que es placentero y valioso en la vida, aun cuando existan posibles limitaciones físicas debido a la edad.
Ya que la salud física es importante para evitar el dolor, es la mente la que determina la alegría de estar vivo. Una mente activa es vida. Después de la jubilación es muy importante mantener una buena higiene mental. Uno debe evitar llegar a la edad de la jubilación con hábitos que abrumen la mente desfavorablemente, tendiendo a empobrecer su calidad y recursos. Los viejos hábitos deberán controlarse y no permitir que gobiernen nuestros patrones de conducta.
Cualquier cosa que usted haga al acercarse a la edad de la jubilación, no permita que lo que le quede de salud mental y física descanse. Evite el desuso de sus facultades mentales. Manténgalas ocupadas. Consérvese físicamente sano y mentalmente feliz.
Las tan comentadas reformas a los sistemas educativos deben de incluir también cómo prepararse y planearse para la edad del retiro, aparte de asegurar su futuro económico. Muchos acumulan a lo largo de su vida tales recursos e independencia sólo para vivir miserablemente la última etapa de su vida.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal