Los que Trabajan y los que Critican - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los que Trabajan y los que Critican

Colección y Consulta

Por: André Moussali

Hace poco un directivo comunitario me confeó que su Mesa Directiva se componía de 40 personas: 10 de ellas que trabajaban para cumplir con su deber y los 30 restantes, ocupados en criticar destructivamente la labor realizada por los demás.
Asimismo en una conversación telefónica que sostuve con otro directivo, me confesó con sarcasmo que él ya había laborado bastante tiempo en su mesa y que por ello ya no deseaba buscar algún cargo. Según me dijo, de ahora en adelante, se limitaría a observar las acciones y aconsejar a los demás.
Desafortunadamente, este tipo de tendencias se dan en la mayoría de las mesas directivas del Yishuv mexicano.
No obstante, a pesar de todo, las comunidades alcanzan muchos objetivos. Y esto es debido a la gente que verdaderamente se empeña y no se deja vencer a pesar de todos los tropiezos que encuentran en el camino, porque ante todo quiere cumplir consigo mismo.

Es sumamente desagradable soportar la avade la crítica negativa de algunos miembros, que sin conocimiento de causa y sin preparación alguna asedian de mala fe a aquellos que intentan cumplir con sus tareas.
Muchos de ellos, tratan de suplir su ignorancia e incapacidad tratando de encontrar errores en el prójipor más insignificante que sea, para demostrar que ellos también son conocedores, o simplemente, para llamar la atención.
Parece que resulta más cómodo asistir a las juntas y no hacer nada, que sacrificar su tiempo en aras del bienestar común y encontrarse con las típicas muesde desagrado.
Las nuevas generaciones que se suponen son la esperanza y el futuro de nuestra comunidad, no debeían imitar la prepotencia y el afán de estar en contra de todo de ciertos líderes, sino inyectar una nueva modade dirigencia comunitaria más acorde a nuestros tiempos, como la administración por consenso y no el sistema paternalista que se practica en algunos países.
Por otro lado quiero hacer hincapié en la difique pasa el escaso número de periodistas judíos -que a menudo, ponen en peligro su seguridad- al defender la causa del pueblo judío. No sólo se ven asediados por los antijudíos, sino que frecuentemente tienen que lidiar con los ataques de los mismos miemcomunitarios.
En ocasiones, el clima de las juntas de las mesas directivas se vuelve tan tenso y tan desagradable, que la disposición y el humor de los asistentes se convierte en un volcán a punto de estallar. La responrecae en aquellos líderes que no han sabido enaltecer, por encima de todo, la solidaridad entre los miembros.
Un amigo me decía que a veces le resultaba imposible conciliar el sueño tras alguna junta, en la que su trabajo de 4 meses fue despreciado tan ásperamente, que lo único que deseaba es terminar con su compromiso.
Los líderes comunitarios deberían de crear un ambiente colegial y abstenerse de impartir órdenes, ya que los demás miembros no son sus subalternos sino compañeros y camaradas de trabajo. De lo contrario, algunas personas que pretendan participar en uno de estos comités de directiva, con el sano deseo de pertea un grupo con el cual pueda convivir y compartir experiencias, así como encontrar amigos; de seguro se llevará una gran desilusión. Probablemente encuentre nuevas amistades, pero también disgustos y algunas enemistades.
Al parecer nos hemos olvidado que para allas metas trazadas, es necesario que exista un ambiente agradable, en el que la gente trabaje en equipo, y en donde las relaciones humanas y amistosas, puedan superar las diferencias.
Las organizaciones judías deberían ser una fraternidad, en las que los miembros se vean como "hermanos" y en donde sus intervenciones expresen benevolencia, comprensión y concordia.
... Al fin y al cabo, somos miembros de un gran pueblo que ha causado la admiración de los demás por ser tan unido y el lema de la dirigencia comunitaria, debería estar basado en las palabras que han asegurado nuestra historia milenaria KOL YISRAEL AREVIM ZE LAZE, todos los judíos son responsables uno por el otro.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal