Los secretos del estrés. - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los secretos del estrés.

1er Lustro Rev. Foro

Los secretos del estrés.

Por: Bertha Hoffman 12/2011


Que se pudiera agregar al estrés después de lo tanto que se ha dicho con respecto a este mal de la era del siglo XXI: en realidad, no mucho; sin embargo, se pudiese agregar otro factor a la lista del inevitable estrés. Pudiéramos sugerir herramientas para ayudar a que no nos domine nuestras vidas.
    En algunos casos el estrés es positivo, ya que nos motiva a hacernos cargo de algunos asuntos que hemos echado a un lado y no los hemos realizado y nos empuja a completarlos.
Sin embargo, y con más frecuencia, el estrés nos puede llevar a la ansiedad, la depresión o algunos otros estados desagradables que se van trasmitiendo al cuerpo y la mente.
    Los psicólogos e investigadores de Florida, los doctores y esposos Heller han estudiado durante años las conexiones entre el estrés y los alimentos. Han pensado que el ESTRÉS Y EL DESEO DE COMER  están muy relacionados y son innegables y en muchos casos, hasta al grado de cuando ni siquiera hay ninguna necesidad de consumir alimentos. La causa pudiera estar en un desajuste hormonal y de la reacción con el medio ambiente.
    El estrés y la ansiedad de estar consumiendo algún alimento, que es el deseo de estar "picando" algo constantemente, puede estar inducido por varias causas como: tener demasiadas responsabilidades, el aburrimiento, por la falta de sueño, por la necesidad de reconocimientos, por la ausencia de un ser amado, como también por factores ambientales como el ruido, el tráfico caótico, el exceso de calor o frío. Muchos medicamentos pueden causar desajustes hormonales que provoquen el estrés-comer.
    El problema de  comer por estrés puede convertirse en cíclico, porque el alimento que se está consumiendo y la forma como se está consumiendo y la manera como el organismo reacciona a ese alimento crea un estrés en sí. Y da comienzo al ciclo en el que el estrés por comer lo hace a uno sentirse más estresado, ya sea porque uno se siente más infeliz por el peso ganado o porque físicamente el tipo de comida que se está consumiendo, su organismo no lo puede tolerar. Eso significa que el estrés es solo un disparador para que uno se sienta desilusionado por la forma de manejarlo, y llega el momento que no se siente infame. Y ahora se enfrenta uno con un ciclo en donde el estrés y el estar comiendo, a uno Lo condena a más estrés,
    Las personas que sufren de estos ciclos tienen la posibilidad de romperlos cuando se dan cuenta de que han caído en ellos. Se puede continuar disfrutando de sus comidas preferidas como un helado, por ejemplo, y continuar con régimen más sano. La clave para lograrlo es tomar esos antojos como parte de una comida diaria bien balanceada; es decir, tomarlo una vez al día y el resto, los alimentos adecuados como frutas, verduras, carnes magras, etc. con el objeto de que los sistemas hormonales de los alimentados por estrés rompan con el ciclo dañino.
    Los doctores enfocaron soluciones con respecto a alimentos; sin embargo, también recomiendan otros métodos para romper con esos ciclos. Dicen que poner las muñecas debajo del grifo del agua tibia puede hacer "maravillas". Este hecho da una sensación de placer y bienestar y, con ello, un balance hormonal que ayuda a romper con el estrés.
    Hablan también de ejercicio al despertar y en la cama. Sobre la espalda y la cabeza en la almohada, empujar la planta de un pie y subir la cadera contraria hacia uno (las puntas de los pies deben permanecer mirando hacia el techo). Contar hasta diez y repetir con el otro pie. Otro ejercicio sería giros de la cintura y res tiramientos estando en la regadera caliente.
    Aun si no hay cambios mentales, lo cual es importante, el cuerpo va a cambiar y los pensamientos lo van a percibir.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal