Ocultando por temor - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Ocultando por temor

Colección y Consulta

Ocultando por temor la identidad cultural judía

Por: David Amato

Entre los ingredientes más esenciales para mantener el cuerpo y el alma armoniosamente juntos está el marasentimiento de orgullo del lecultural de uno mismo, sin temor de ser opacado por discriminaciones vulgares de alguna gente.
Feliz es la persona que goza de la belleza pluralística de la humanidad, disfrutando las distintas culturas que contribuyen substancialmente de generación en generación al cúmulo de conocimientos y sabiduría humana.

Tratando de esconder la identidad y afión cultural para desviar las discriminaciones de otros, tiende a distorsionar la mente y causa que el corazón se rebele en contra de tal muestra de deshonestidad intelectual. En todo caso, desla verdad de la herencia cultural de uno y su identidad conduce tarde o temprano a amargos resultados.

En vista de posibles discriminaciones culturales en contra de los que creen en el judaísmo, los judíos nunca se han sentido complelibres para revelar abiertamente su idenincluso algunos han tratado de llegar a la total asimilación para prevenir discriminaciones. Pero la amarga experiencia de los judíos desgradurante la época hitleriana es un ejemplo convincente que aún una asimilación perfecta no previene seguridad contra las discriculturales de personas cuyas miradas son soslayadas, mintiendo cuando hablan donde sea y cuando sea que se presente este fenómeno.

Por lo tanto, ocultar la identidad cultural de uno mismo no es una respuesta adecuada a la exclamación: "Cuidado con las discriminaciones culturales". La tendencia de ocultar la identidad cultural permite a aquellos que practican la disón continuar con su intolerancia resa la existencia de las diferencias culturales. La discriminación cultural frecuentemente es la madre de la mala información e ignorancia. John Milton dijo una vez: "Las palabras revelan al hombre, habla para que te vea".

Frecuentemente uno no está consciente de que para tratar de esconder la identidad y afión cultural puede estar creando ghetos cultuen perjuicio de sí mismo, reemplazando los pasados ghetos geográficos y físicos con actuales restricciones culturales impuestas por uno mismo. Tratando de prevenir la posibilidad de despertar focos de antisemitismo durante la crisis del Golfo, muchos judíos fuera de Israel trataron de mantenerse a un lado, inclusive negándose con esta actitud la oportunidad de demostrar sus prosimpatías y valores humanos en un espíritu de solidaridad con los del Estado Judío. Comándose así, ellos pusieron inconscientemente en peligro al Estado de Israel al no poder contar con su solidaridad en un tiempo tan crítico como el actual en su corta historia.

El peligro posiblemente ya pasó por ahora, pero ha dejado una indeleble lección en la necesidad de utilizar en estas instancias las acepformas democráticas de expresión para sostener los propios valores cuando se enfrenten a estos peligrosos retos, no importando geoáficamente donde se presenten.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal